Operación reformas

Grandes empresas han confiado en nuestros preformados para llevar a cabo la “operación de reformas” en sus instalaciones. Puede que en estos momentos estés pensando en afrontar la reforma de tu negocio o casa. Estas son algunas de las cosas que tienes que tener en cuenta antes de afrontar una gran reforma:

Tipo de obra

No es lo mismo una rehabilitación que una reparación. En una rehabilitación más del 50% de las obras a desarrollar tienen como objetivo consolidar y tratar elementos estructurales, fachadas, cubiertas o elementos arquitectónicos de gran envergadura. Además el coste total de la obra superará el 25% del valor de adquisición del inmueble o del valor de mercado. Cuando no se den estos requisitos estaremos ante una obra de renovación y reparación.

Necesidades de la obra

Tener en cuenta las necesidades de la obra te hará prever los profesionales a contratar para su desarrollo. Es importante que evalúes si vas a necesitar:

  • Un electricistas para modificar la instalación eléctrica
  • Un fontanero para cambiar la fontanería y sistema de calefacción
  • Albañiles para tirar o levantar tabiques, alicatar paredes o cambiar el suelo
  • Personal del sector del aluminio para fabricar y cambiar ventanas
  • Servicio de carpintería para puertas interiores, muebles, cocina…
  • Pintores para techos, paredes, radiadores…

Todas estas necesidades y otras las deberá valorar un arquitecto para su correcto desarrollo. Además se encargará de gestionar todos los trabajos y controlar su perfecta ejecución en forma y plazo.

Ten en cuenta los plazos y los precios

A menudo la gente se ve inmersa en una obra que supera sus expectativas y previsiones tanto económicas como de tiempo. Solicita un presupuesto total de toda la reforma y fija un plazo para su ejecución. Dentro del presupuesto es importante determinar las calidades de los materiales a utilizar.

Decide el estilo

La reforma debe ajustarse a tus necesidades pero también a tus gustos. Por ello es fundamental que seas capaz de transmitir lo que quieres conseguir con la reforma de tu inmueble: espacios abiertos, más luz natural, funcionalidad, ambiente acogedor, diseño moderno, colores, materiales naturales…

Permisos de obra

Infórmate sobre los permisos de obra que necesitas, quien se encarga de realizarlos, qué vigencia tienen, si hay vecinos a los que informar…

Evita problemas que puedan dificultar el desarrollo de la obra y cuenta con profesionales para su ejecución.