Arquitectura sostenible

La arquitectura sostenible tiene cada vez mayor presencia en la nuestra sociedad. Aunque su mayor auge y crecimiento se ha desarrollado en pleno siglo XXI, este concepto arranca en el siglo anterior.

Vamos a repasar algunos conceptos y puntos clave para entender el desarrollo de arquitectura sostenible.

Construcción ecológica

El concepto de construcción ecológica surge en los años 60 y 70 marcando el comienzo de la actual arquitectura sostenible. Lo que en un principio parecía innovador y futurista, se ha convertido en una realidad y necesidad.

Materiales sostenibles

Para llevar a cabo una construcción sostenible es necesaria la utilización de materiales respetuosos con el medio ambiente. La evolución en las técnicas de construcción ha permitido un mayor desarrollo en la investigación y fabricación de materiales de construcción sostenibles.

Recursos energéticos

La arquitectura sostenible tiene en cuenta la utilización de energía limpia y su aprovechamiento. El paso previo a la construcción es el análisis de la situación para valorar sus necesidades y recursos naturales aprovechables. Un edificio eficiente debe aprovechar la energía natural que le permita optimizar el consumo.

Un buen aislamiento

El aislamiento es una de las piezas clave para conseguir una arquitectura sostenible. Un edificio bien aislado requerirá de menos energía para generar y conservar el calor. También tiene que garantizar una correcta ventilación para renovar el aire interior.

Diseño único

La arquitectura sostenible destaca por su estilo y diseño llamativo. Suelen diferenciarse con claridad del resto de edificios, a menudo con la utilización de grandes ventanales y con la presencia incluso de vegetación en sus fachadas.

El objetivo de este tipo de construcción es múltiple: son eficientes energéticamente, respetuosos con el medio ambiente, confortables, con diseños únicos y están abiertos a la innovación y desarrollo del proceso de construcción.