5-inventos-importantes-para-la-construcción

Quizás la actividad de construcción sea la más antigua del ser humano, ya que responde a la simple necesidad de convertir un espacio en algo más óptimo para la seguridad. Por eso, hoy os descubrimos los orígenes de 5 inventos importantes para la construcción.

Desde los primeros refugios que creó el ser humano que llegaron con el asentamiento de las primeras civilizaciones hasta las construcciones actuales, la técnica y los materiales se han ido perfeccionando de 0 a 100. Es probable que las primeras mejoras llegaran  con el cambio en la utilización de materiales perecederos a materiales duraderos.

A pesar de todos estos años de evolución en otras actividades, lo cierto es que, a día de hoy, sigue siendo una de la parte más importante de la cultura industrial.

Por todo ello, aquí os dejamos algunos hitos en el sector. Algunos más básicos que otros, lo cierto es que ninguno desmerece su utilidad.

El hormigón

Sus orígenes se remontan al año 500 a.C con los antiguos griegos y romanos quienes crearon el primer hormigón aligerado de la historia. Entre las primeras construcciones que lo utilizaron destaca el Panteón de Agripa.

No obstante, con la caída del Imperio Romano, este material parece que cae en el olvido hasta siglo XIX cuando se patenta el cemento Portland y con él surge el hormigón armado de la mano de William Wilkinson.

La máquina para corte en inglete

Este descubrimiento se lo debemos al español Diego Hervás, un inventor de la vieja escuela. Su objetivo es la corta a inglete de azulejos, piezas cerámicas u similares idónea para las reformas de cuartos de baños y cocinas particulares. La razón de su creación fue dar solución a obras de pequeño tamaño, ya que existen máquinas similares pero de gran tamaño y peso que imposibilitan su transporte.

Carretilla

Esta herramienta de construcción que tanto facilita la actividad tiene su origen en la Antigua China en el siglo III a.C. siendo el general Chuco Liang su inventor. Es curioso saber que no es hasta 10 siglos después cuando aparece en Europa. Se considera un hallazgo estratégico que se guardó en secreto ya que permitía atravesar las montañas por los senderos más estrechos con mercancía pesada.

La sierra de calar

Su origen se sitúa en el silgo XVI con la llegada de innovaciones en la metalurgia y el nacimiento del reloj de resorte. Junto a ella, también se empezó a utilizar la Chevalet du Marqueterie que permitía cortar un paquete de chapas con un ángulo de corte.

El pladur

Nuestro producto estrella tiene su origen en 1888 en Estados Unidos, aunque hasta 1978 no llegaría a España. Si quieres conocer más sobre este producto, aquí te dejamos más información.